Cómo elaborar cruasanes caseros

Una de las delicias que ofrecemos en Lepanto Cafeterías nuestros riquísimos cruasanes, perfectos tanto para el desayuno como para un aperitivo salado a mediodía o para ponerle el toque dulce a la tarde. ¡Son estupendos para cualquier momento del día! En este post queremos daros una sencilla receta para que podáis preparar los ‘croissants’ franceses, unos bollos de origen austriaco que también se conocen como medialunas, cachitos, cangrejos, cuernitos y que la Real Academia de la Lengua ya los ha castellanizado como ‘cruasán’.

Podemos rellenarlos tanto con chocolate, dulce de leche, mermelada, crema pastelera y jamón y queso como con ibérico, aceite y tomate… ¡A nuestra elección!

Para poder preparar cruasanes caseros para entre seis y ocho personas estos son los ingredientes que vamos a necesitar. Os aseguramos que son uno de los motivos por los que Lepanto destaca como una de las mejores empresas de catering en Málaga y que hacen que en nuestras cafeterías siempre estemos bien acompañados.

–          Para la levadura vamos a necesitar 250 gramos de harina de fuerza o de panadería + 75 gramos de levadura fresca + 125 ml de agua tibia,

–          Para la masa, 750 gramos de harina de fuerza o de panadería, 50 gramos de azúcar, 450 gramos de mantequilla, 30 gramos de sal y agua.

Preparar la levadura es sencillo: solo debes mezclarlo todo muy bien hasta que quede una masa parecida a una esponja.

Toca ahora la masa. Debemos poner la harina sobre una mesa en forma de volcán, dejando un hueco en el centro. Colocamos en el agujero 50 gr de mantequilla, azúcar y sal, incorporando el agua poco a poco hasta formar una masa más bien blanda. Amasa el conjunto durante 10 minutos como mínimo, hasta que adquiera una elasticidad adecuada. Añade la levadura, que tendrás preparada y fermentada, y sigue amasando el conjunto durante 10 minutos como mínimo, hasta obtener una masa lisa, homogénea y elástica. Dejar reposar la masa unos 10 minutos.

Coloca la mantequilla restante (400 gramos) sobre papel de hornear y tapa con otro trozo de papel de hornear. Aplasta la mantequilla con la ayuda del rodillo para que quede en forma de lámina alargarda.

Estira la masa con ayuda de un rodillo, espolvorea con harina y pon encima de la masa la lámina de mantequilla. Dobla los extremos de la masa hacia el centro, tal y como se hace con la masa de hojaldre, como si se tratara de un sobre, y después estira la masa. Sigue doblando los extremos de la masa hacia el centro varias veces, para después volver a estirar con el rodillo suavemente. Deja reposar la masa un rato cada vez que lo dobles.

Estira la masa con el rodillo de modo que de ancho mida alrededor de 40 centímetros (de largo, lo que salga según la cantidad de masa que tengamos). Divide la masa en dos mitades con ayuda de un cuchillo. Después, corta triángulos que tengan unos 8 centímetros de base. Haz un pequeño corte en el centro de la base de cada triángulo, de modo que quede un poco abierto. A continuación, enrolla los triángulos desde la base hacia la punta, ensanchándolos ligeramente.

receta de cruasan casero

Coloca los croissants en una bandeja de horno (con papel de horno) con la punta hacia abajo. Dobla los extremos un poco hacia el centro, dándole forma de croissant o media luna. Déjalos reposar el tiempo necesario hasta que doblen su tamaño. Después, pinta la superficie de los croissants con huevo y hornéalos a 225ºC durante 10-15 minutos. Cuando estén listos, sácalos del horno y si lo deseas, pinta la superficie con un poco de almíbar.

Esperamos que esta receta de hogarutil.com os haya resultado interesante. Ya sabéis cómo preparar vuestros propios cruasanes…

Aunque confesamos que en nuestras cafeterías en Málaga les ponemos un ingrediente secreto, un toque especial, que hará que ninguno te sepa tan bien como los que preparamos