Uno de los hoteles con más encanto de Málaga capital.


Castillo Santa Catalina


Declarado Bien de Interés Cultural, situado en El Limonar, en la zona residencial más exclusiva de Málaga, el Castillo de Santa Catalina es un hotel singular y con mucho encanto ubicado en una zona residencial en Málaga, llamado también ‘Hotel Monumento’. Es un lugar muy exclusivo que ofrece unas maravillosas vistas al Mediterráneo y en el que Grupo Lepanto celebra algunos de los eventos más especiales: bodas, bautizos, comuniones, comidas de empresa, congresos y todo tipo de celebraciones.

El lugar es idílico, el mejor sitio para conmemorar esa ocasión especial. Un palacio señorial rodeado de jardines, que Lepanto convierte en el mejor escenario y que está entre los hoteles en Málaga más bonitos y con más encanto: decoración muy cuidada, un servicio exclusivo prestado por el equipo de la empresa y riquísima gastronomía para satisfacer a los paladares más exquisitos. Ponemos al servicio del cliente todo cuanto necesita para hacer realidad su fiesta soñada: adornos florales, mobiliario especial para este tipo de ocasiones, animación y ambientación, música…

El Castillo de Santa Catalina es uno de las fincas favoritas para la celebración de bodas. Los contrayentes e invitados también pueden alojarse aquí, ya que como comentamos es uno de los hoteles con más encanto de Málaga que ofrece servicio de hotelería y restauración a la vez. Este es uno de los lugares más hermosos y atractivos que hay en la Costa del Sol y la mejor prueba de ello son los múltiples eventos que se celebran aquí cada semana, con especial incidencia los fines de semana, con muchas parejas que deciden compartir aquí el momento tan especial del ‘Sí, quiero’, con sus familiares y amigos.

Este precioso complejo se construyó en 1624, por orden del rey Felipe IV, para defender la ciudad de Málaga de los ataques enemigos. A comienzos del siglo XX este lugar hacía siglos que había dejado de prestar su función de torre vigía. Fue entonces cuando Manuel Loring, Conde de Mieres, decidió construir su residencia junto al fortín, un palacio de estilo neo-árabe proyectado por los arquitectos franceses Levard y Lahalle, que domina la Bahía de Málaga.

Con los años, el bautizado como Castillo de Santa Catalina Málaga se ha reconvertido en un Hotel Monumento declarado Bien de Interés Cultural que mantiene el lujo y la categoría de palacio señorial. Es este un escenario ideal para celebrar los eventos más especiales con Grupo Lepanto y también para disfrutar de poder dormir en uno de esos hoteles con encanto que se encuentran en la provincia de Málaga.