Comidas de empresa en Navidad

Se acercan unas fechas muy especiales. Con la llegada de la Navidad se suceden nuestras citas en el calendario, la agenda se nos lleva de eventos clave y uno de ellos son las comidas de empresas. Estas, que pueden ser bien a la hora del almuerzo o para cenar, son una forma perfecta para compartir tiempo con nuestros compañeros de trabajo y con los superiores, para poder conocernos mejor y conseguir que se vaya haciendo más fuerte la relación que hay en un entorno laboral. Puede ser además una fantástica herramienta para fidelizar a los empleados y de ello podemos dar buena cuenta en Grupo Lepanto.

Durante los 50 años que tiene ya nuestra empresa, hemos organizado numerosos eventos de estas características y siempre con gran éxito. Los asistentes muy satisfechos y el cliente, la empresa, agradecido por el genial servicio que nos caracteriza y la excelente calidad en los menús que se preparan para actos de este tipo.

Si bien este tipo de festejos suelen tener cierto matiz informal, no hay que olvidar nunca que se trata de un encuentro profesional, corporativo, por lo que no deja de ser algo ‘oficial’, por así decirlo. Esto lo decimos solo para que dejéis de lado ciertas pautas de conducta y normas de estilo, aunque no estén escritas, cuando acudamos a estos almuerzos o cenas. En general, sí es recomendable acudir y seguro que todos lo pasan de maravilla.

Para disfrutar al máximo es importante tener en cuenta estos consejos que os damos en Grupo Lepanto. Como ya os comentábamos al comienzo, tenemos mucha experiencia organizando comidas de empresa para Navidad y en estas cinco décadas hemos podido presenciar numerosas escenas. De todo se aprende, así que tened en cuenta estas orientaciones aprendidas fruto de nuestra importante trayectoria:

–          Puntualidad, no llegar tarde,

–          Comer y beber con moderación,

–          Escoger un vestuario adecuado, ni exageradamente formal ni informal. También en esto habrá que tener en cuenta dónde se celebra el evento y si es de día o de noche,

–          Sentarse y charlar con compañeros y jefes diferentes al personal con el que solemos tratar diariamente. Es la mejor forma de profundizar y conocer mejor a otras personas que no son con las que trabajamos codo con codo de lunes a domingo.

–          Nunca olvidar que el lunes se vuelve a la oficina. Cuidado con las críticas poco constructivas y sin control en esta cita. Desde la empresa de recursos humanos Adecco lo advierten así: “no sabemos delante de quién estamos y dónde irá nuestra información”.

–          Recomendable obviar temas como la religión o la política, que pueden en determinados momentos acabar en confrontación.

–          En estas ocasiones, el jefe será uno más de la empresa y como tal habría que tratarlo. Por supuesto, esto también va a depender del tipo de persona que tenemos ante nosotros.

brindis comida de navidad

Adecco ha realizado un estudio con americanos que deja resultados muy a tener en cuenta: el 20% de los participantes reconocía haber bebido demasiado en la fiesta de la oficina; el 7% dijo algo inapropiado (¡el 4% a su jefe), un 3% flirteó con un compañero o compañera.